Una visión feminista de la economía para construir un mundo más justo

C65k8mTXUAAeoMXLos amigos de Lletra Violeta se regalaron, y nos regalaron,el 14 de marzo  con la presencia de la economista Lina Gálvez para presentar su libro La economía de los cuidados en el Cèntric Espai Cultural del Prat. A su lado Núria Parlón, viceprimera secretaria del PSC y alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet desde 2009 y Maria Freixanet senadora por Barcelona en la XI y XII Legislaturas dentro de la candidatura de En Comú Podem.

Lina Gálvez es catedràtica de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad  Pablo de Olavide de Sevilla y entiende la economía como una ciencia que se autodenomina técnica, pero que en realidad está cargada de ideología. Una ideogía androcéntrica y racista que desvaloriza cualquier trabajo realizado por mujeres, de ahí las brechas salariales y, también, la falta de consideración como valioso del sector de los cuidados, del trabajo doméstico de cada día que recae mayoritáriamente sobre la mujer

En el libro de Gálvez, los  cuidados se reconocen como una dimensión de la vida humana que también es económica, en la medida en que comporta el uso de recursos escasos, materiales e inmateriales, de energía y tiempo, con costes directos o indirectos evidentes, y la realización de un auténtico trabajo que satisface las necesidades humanas básicas, y no sólo. Igualmente, los cuidados se reconocen y analizan como parte esencial de los problemas sociales, las políticas públicas o el análisis económico.

La última crisis ha puesto de manifiesto el valor de los cuidados, especialmente en una sociedad que envejece a pasos de gigante. Los recortes se dirigen precisamente al gasto social, porque es ahí donde se producen las nuevas oportunidades de negocio, en un sector, que como recuerda Maria Freixenet, no puede deslocalizarse.

La crisis aparece en el debate. Y Núria Parlón nos recuerda que no fue nada más que un gran negocio que sirvió para socializar las pérdidas de las grandes corporaciones y optimizar sus beneficios, En definitiva, una estafa basada en un gran engaño.

Y el engaño sigue con las soluciones adoptadas, como las políticas de austeridad, que de entrada ya lo hacen con su denominación. No ponen en marcha una auténtica y necesaria austeridad sino que usan ese término para culpar indebidamente a quien no ha provocado lo males que sufrimos. En realidad, son una versión actualizada de las viejas políticas deflacionistas que vienen desarrollándose sobre todo desde los años ochenta como soporte de la respuesta neoliberal a la gran crisis estructural que se desencadenó en las economías capitalistas, incluso ya antes del comienzo de los años setenta del pasado siglo. Se trata de políticas que buscan la devaluación salarial, el fomento de las privatizaciones, y la reducción del gasto social pero que son todo lo contrario de austeras a la hora de ayudar y rescatar a la banca y a las grandes empresas.

C65u2LnWgAAtY_zSe les llama de austeridad queriendo recordar los esfuerzos colectivos que hicieron muchas personas en la postguerra de la Segunda guerra mundial para sacar adelante en común a sus países de una situación de destrozo y depresión. Pero, aunque la Gran Recesión ha sido una crisis profunda y dolorosa, las situaciones no son comparables. Lo que hoy día hay detrás del término austeridad es una estrategia orientada a traspasar la responsabilidad de la crisis del sistema financiero y político a la ciudadanía. Se le hace responsable del “exceso” y del despilfarro previo y de esa manera se justifica que sea quien deba pagar las consecuencias de las “imprescindibles” soluciones en forma de recortes de gastos sociales y más privatizaciones.

Políticas de austeridad que dejan a grandes capas de la población excluidas del sistema, que dinamitan los posibles ascensores sociales como la educación pública, que frenan los avances en igualdad, y muy en particular la igualdad de género pues, al recortar principalmente el gasto social, las mujeres se ven especialmente perjudicadas como principales usuarias de estos servicios, como principales empleadas y sobre todo como sustitutas “naturales” al trasladarse a las familias la responsabilidad sobre la provisión de los servicios que ya no se proveen, o que se han encarecido o deteriorado. Son políticas incompatibles con el bienestar y la dignidad de las personas sino incluso con la vida a causa de los recortes en sanidad y el deterioro alimentario o habitacional que en muchas ocasiones lleva a la desesperación que acaba en suicidio.

C6505xxWkAA0zs1La solución tal vez se encuentre en la izquierda, siempre que sea entendida como un proyecto transformador para conseguir una sociedad más justa e igualitaria, donde las personas sean fines en sí mismos y no medios para los fines de otros, y cada uno de nosotros y nosotras seamos capaces de vivir una vida que consideremos digna de ser vivida.

Pero  tanto la izquierda, como la derecha, como el poder en general, es masculino, y las mujeres que se cuelan le son muy útiles al sistema para mostrar que quien quiere y “vale” llega. Las mujeres siguen sin liderar la izquierda porque vivimos en una sociedad patriarcal que atribuye la autoridad a los hombres.

No obstante, cualquier propuesta y alternativa de transformación social hacia un mundo más justo e igualitario tiene que ser feminista ya que el feminismo es la apuesta teórica, social y personal que aboga claramente por una sociedad donde todas las personas, independientemente de su nacimiento, opciones vitales, tenga la oportunidad y las capacidades para vivir una vida que consideren digna de ser vivida. Porque el feminismo pone la vida en el centro y no la acumulación, porque el feminismo habla de respeto y tolerancia. Y porque desde el feminismo se tiene en cuenta no solo lo mercantil sino las actividades que son necesarias para el sostenimiento de la vida de las personas que deben ser abordadas de manera corresponsable y no tremendamente desigual como en la actualidad.

Dones àrabs que ens mostren el camí cap a la igualtat

IMG_5228La Fundació Ibn Battuta celebra que any el 8 de març amb un homenatge a les dones que pretén recordar l’important paper que ha tingut la dona marroquina en la integració cultural i social a tot el món. Aquesta vegada ho ha fet amb la presentació d’un llibre de la fotògrafa marroquina Catherine Bendayan, una dona nascuda a Casablanca i educada entre Aix-en-Provence i París.

La seva obra es titula Lliure, insubmises i audaces i recull les vivències de 17 dones àrabs, que han arribat al cap damunt de la cúpula professional, cultural, social i política a França. Un camí llarg, on han hagut de superar la doble barrera de ser dones i de ser àrabs.

Bendayan explica que el llibre neix de la necessitat de veure la cara de l’altre per poder sortir de la nostra bombolla i veure el món en la seva complexitat. I ens recorda dues coses: que la lluita de les dones per l’igualtat necessita de la complicitat dels homes. I que la lluita per a la igualtat de les dones és la lluita per defensar els drets humans.

Les protagonistes del seu llibre expliquen una mateixa història, la de les dones que parteixen d’una tradició, que tenen el paper de preservar aquesta tradició, i que són capaces de barrejar-la amb la modernitat per assolir llocs rellevants als seus països d’adopció.

Totes elles viuen i han desenvolupat la seva carrera a França, però d’alguna manera ens mostren el camí que han de seguir les dones àrabs a Espanya per aconseguir que la seva presència a llocs rellevants en qualsevol camps, de les arts fins a les ciències, sigui un fet normal.

Per demostrar que estem en el camí també, Zainab Afailal, nascuda a Tetuán i que actualment estudia un doctorat d’enginyeria a la Universitat de Saragossa i una de les més destacades cantants de música andalusí, i Fasi Ramdi, nascuda a Casablanca i que viu actualment a Terrassa, cantant polifacètica capaç de barrejar amb la música fusió i el sufisme.

EL BENEFICIO DE UNOS POCOS (el incendio de Triangle Shirtwaist)

foto-1-2Puede que una celebración no responda totalmente al día que se realiza ni responda totalmente a los símbolos que se blanden, pero la fuerza de la misma no pierde por ello su valor.  Cuando nos fijamos en el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y en aquello que es más emblemático del día, el color morado (violeta, según matices), y hacemos referencia al incendio de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, puede que algunos datos no nos coincidan.  Pero este baile de datos no desmerece nada el día, sus símbolos y sus reivindicaciones.

foto-2De hecho la lucha por la igual de géneros, y, especialmente, por la igualdad laboral, había comenzado años antes del fatídico incendio, y ya en 1909 el Partido Socialista de los Estados Unidos de América declaró como día de celebración el 28 de febrero, y siguieron haciéndolo coincidir con el último domingo de febrero hasta el año 1913.

Mientras tanto la Internacional Socialista unos años antes, en 1910, estaba totalmente implicada en conseguir el sufragio femenino y en defender los derechos de la mujer. En dicha conferencia las delegadas del Partido Socialista norteamericano, Lena Morrow Lewis y May Wood Simons proponen que se celebre el último día de febrero el Día de la Mujer. La propuesta fue apoyada por la socialista alemana Clara Zetkin, que vemos no fue la autora de la idea sino que pidió se aprobara la celebración de un Día Internacional de la Mujer “siguiendo el ejemplo de las camaradas norteamericanas (el Woman’s Day) se dedicará un día especial a las mujeres para promover el sufragio femenino.

Gracias a esta internacional el año siguiente, 1911, se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer en algunos países europeos, pero en este caso la fecha elegida fue el 19 de marzo, ya que la Internacional había dejado abierto este capítulo.  Pero ese mismo año sucedió algo impacte: el incendio de Triangle Shirtwaist, justamente pocos días después un 25 de marzo.

foto-6-300px-image_of_triangle_shirtwaist_factory_fire_on_march_25_-_1911A partir de aquí, como telón de fondo el recuerdo del incendio, los acontecimientos se precipitan, a pesar de los obstáculos que suponen las guerras mundiales.

En 1917, y como reacción a más de los dos millones de muertos como consecuencia de la Primera Guerra Mundial, las mujeres rusas reaccionan, y deciden que el último domingo de febrero se declaran en huelga.  Sus peticiones: paz y pan.  La Revolución Rusa está en las puertas, el Zar Nicolás II es obligado a abdicar y el nuevo gobierno ruso, el gobierno provisional, concede el voto a las mujeres. Este hecho fue un domingo 23 de febrero, fecha del calendario juliano que se utilizaba en ese país, pero dicha fecha pasada al gregoriano era el 8 de marzo.

Finalmente llega el reconocimiento internacional, cuando, en 1975, la ONU decide que ese sea el Año Internacional de la Mujer, y su celebración, el 8 de marzo.

foto-7Pero no olvidemos que la historia comienza en Nueva York, en una fábrica de camisas, y en un incendio previsible por la falta de seguridad, y del que era prácticamente imposible escapar, ya que era una trampa mortal segura: las obreras estaban encerradas bajo llave por orden de los propietarios.

¿Qué pasó ese 25 de marzo de 1911 que supuso ese punto de inflexión?

Ese día a las 16:40h de la tarde se produce un incendio en el edificio Asch de Nueva York, en el distrito de Manhattan. Un edificio de 10 pisos, siendo los tres últimos (8º, 9º y 10º), los que ocupa la fábrica de camisas.  Fallecen 146 personas, fundamentalmente inmigrantes de la Europa del Este, muchas de ellas de familias judías, y también de origen italiano.  De las 146 personas, 123 eran mujeres. Sus edades entre los 14 y los 23 años, de hecho la víctima de más edad tenía 48 años.

foto-8-trianglebuildingEl incendio pudo ser provocado de manera fortuita o bien por una colilla o bien por el motor de una máquina de coser.  Pero las trabajadoras no pueden escapar, no había suficientes escaleras de incendios, y la única que encuentran en la novena planta no lleva a ninguna parte y es tan frágil que se dobla por el peso de las trabajadoras. Están encerradas, según los propietarios, para evitar robos de material, la verdad es que es para una manera de controlar posibles protestas sindicales.  No tienen escapatoria.

Algunas trabajadoras tiran las telas por las ventanas, la gente de la calle pensó en su momento que era para salvar las piezas, en realidad quieren salvarse ellas.  Pero ninguna es lo suficientemente larga para llegar a sitio seguro.  Otras trabajadoras se lanzan desde las ventanas en un intento de escapar de las llamas.

¿Cómo se llegó a esta situación?

En el sector textil la mayoría eran trabajadoras en unas condiciones de explotación. Su jornada laboral comenzaba a las 8 de la mañana y terminaba a las seis y media de la tarde.  Tenían un pequeño descanso de media hora para comer.  Pero estos datos no se ajustan a la realidad.  Los patrones podían retrasar a media jornada el reloj, de tal manera que se veían obligadas a trabajar una hora más, y, evidentemente, no podían cuestionarse este engaño que era patente y usado con bastante frecuencia.  Pero esta jornada semanal de cincuenta y seis horas podía aumentar, según criterios de los dueños, hasta sesenta.

Todo ello provocó una serie de huelgas entre los años 1909 y 1910. El 27 de febrero de 1909 se inicia un paro en diferentes empresas textiles, esta huelga afecta, además de Nueva York, otras ciudades de Estados Unidos.  Las demandas son claras: una jornada fija de cincuenta y dos horas semanales (no modificables a lo largo del año), y en caso de necesidad de la empresa, las horas extras no pueden afectar a más de tres días por semana y tienen que ser de inferiores a dos horas; otra petición era en aumento salarial y de las condiciones de trabajo, así como el reconocimiento de derechos sindicales.

La empresa Triangle Shirtwaist era propiedadfoto-9-blanckharris de Max Blanck y Harris Isaac, inmigrantes que habían comenzado con un pequeño comercio con este nombre.  Por el buen funcionamiento del negocio deciden trasladarse al edificio Asch, concretamente a la novena planta, y según fueron prosperando ocuparon la superior y la inferior, la octava y la décima. Fabricaban mayoritariamente blusas de mujeres, shirtwaist, de cintura estrecha y mangas anchas.

El 15 de febrero de 1910 termina la huelga, pero las empresas de la compañía Triangle Shirtwaist, no llegan a ningún acuerdo.

En esta empresa las obreras hacían turnos de 14 horas y el promedio de su salario semanal era de unos 7 dólares. El incendio se declaró a las 14:30h pasadas, había 600 trabajadores en la fábrica, 500 eran mujeres. El fuego comenzó en la octava planta, los trabajadores estaban a punto de terminar parte de su jornada, recogiendo el material y sus pertenencias.  Algodón, papel de seda y madera, artículos de uso diario en la fábrica, prendieron rápidamente. Intentaron apagar el fuego con cubos de agua, pero era incontrolable, la manguera no funcionaba, no estaba conectada al agua.  Intentaron avisar por teléfono a los pisos superiores, a la novena planta ya había llegado el fuego y sólo la décima pueden reaccionar a tiempo.

Comienza el pánico.  Corren a los ascensores que tienen una capacidad máxima de 15 personas, pero en estos momentos llegan a ser ocupados hasta por 30.  Los ascensores suben hasta tres veces evacuando trabajadoras pero el calor y el humo los hacen insoportables. El fuego llega al hueco del ascensor.  No es una vía de escape posible. Acuden a las escaleras de incendios.

foto-10-shirtwaist-fire-9th-floorEl edificio debía tener tres escaleras de acceso, pero dos eran demasiado estrechas e inservibles en caso de emergencia. Corren hacia las escaleras, unas pocas consiguen salvarse pero la escalera se desploma por el peso.

En la décima planta, que han recibido el aviso por teléfono, y es la última del edificio, consiguen llegar al tejado del inmueble.  En esta última planta estaban los dueños de la fábrica.

Las trabajadoras corren por los pasillos de la fábrica para escapar, es el último camino que les queda, pero se encuentran las puertas cerradas con llaves.  La desesperación, el miedo, el humo, el fuego.  Abren las ventanas y ven ella su única vía de escape.  Se lanzan al vacio.

Desde la calle la gente ven aterrorizados e impotentes lo que pasa.  Ven caer los cuerpos de las 62 personas que huyen del fuego.  Una testigo comentó, años más tarde, “esa sensación horrible de impotencia al ver chica tras chica asomarse a la ventana, con las llamas detrás, y lanzarse”.  Algunas, incluso, fueron alcanzadas por las llamas, y se convirtieron en bolas de fuego.

Los bomberos llegaron rápidamente, pero sus escaleras no superan la sexta planta.

Las causas de las muertes fueron el fuego, la inhalación de humo y los derrumbes en el interior del edificio, a ello hemos de añadir las que saltaron por las ventanas desde los pisos 8º al 10º.

Aunque el incendio se apagó en treinta minutos, sus consecuencias fueron abrumadoras.  Ciento cuarenta y seis personas muertas, trece hombres y ciento veintitrés mujeres.  Siete cadáveres no se pudieron identificar.

Los propietarios del Triangle shirwaist fueron juzgados por homicidio y declarados no culpables.

¿Quiénes eran Isaac Harris y Max Blanck?

foto-13-diapositiva3Harris y Blanck llegaron a Estados Unidos en el año 1890 procedentes de Rusia.  De hecho no se conocían, pero ambos comenzaron a trabajar en el comercio textil. Después de diferentes trabajos por separado hacen amistad y se asocian en 1900,  fundan Triangle Waist Company.  En este momento ya comienzan a ser conocidos como “los reyes de las camisas”, camisas económicas que vendían al precio de 3 dólares.  Su vida cambia radicalmente por su éxito, han pasado de su pequeña tienda al edificio en el cual se producirá el incendio. Producen unas mil camisas diarias y ello les proporciona grandes beneficios. Cuando se produce la huelga de 1909 la viven como un ataque personal, y en vez de dialogar y negociar optan por una política de empresa más radical: despedir trabajadores, contratar policía privada, etc.  Pero al no ceder los trabajadores en su huelga aceptan una única reivindicación: acortar las horas de trabajo.

Tras el incendio se supo que no tenían ninguna medida de seguridad, y que los trabajadores estaban encerrados sin posibilidad de salir del edificio.  Como reacción del público al conocimiento de las condiciones laborales dejó de comprar sus camisas y los diarios empezaron a publicar la vida de lujo que llevaban los propietarios.  Concedieron entrevistas a la prensa, pero aún así y todo el público no les creía.  Había infinidad de testigos y testimonios de los hechos, y cuando fueron llevados a juicio la táctica de sus abogados fue desacreditar a los supervivientes, sin casi estudios y con escaso conocimiento del inglés fueron una presa fácil. Acusados de homicidio no premeditado, y declarados inocentes por el jurado, saldaron su cuenta pagando 75 dólares a la familia de cada víctima.  Pero la jugada les salió perfecta, ya que el seguro contra incendios les pagó 200 mil dólares, aproximadamente 400 dólares por víctima, con lo cual ganaron 325 dólares por cada obrera muerta.

Los empresarios siguieron con su trabajo y sus costumbres, de hecho una inspección realizada en 1913 determinó que no tenían suficientes medidas de seguridad.  Y el 1918 cerraron la compañía. 

 El 8 de Marzo

 El 8 de marzo recordamos estos trágicos hechos que, como ya hemos dicho, sucedieron en realidad un 25 de marzo de 1911.  Algunos autores han comentado que el color de las telas era morado y de ahí la elección del mismo, pero no es seguro que sea así.  No obstante este color se convirtió en el que representa a un colectivo y recuerda un acontecimiento.  Sin embargo es gracias a la Revolución Rusa de 1917 y a la obtención del voto de las mujeres de ese país, cuando la fecha aparece ya como tal.  Fue un domingo 8 de marzo en nuestro calendario gregoriano (en juliano el 23 de febrero), y es el recuerdo de ese primer día en que fueron plenas ciudadanas con capacidad de voto.  Y la ONU, a partir de 1975, fija esta fecha como la que ya conocemos: el Día Internacional de la Mujer.  Un recuerdo a tantas mujeres que vivieron, trabajaron, reivindicaron y lucharon, y pasaron anónimas, aunque su fuerza y su esfuerzo nos haya conducido hasta hoy.

Los hechos son contundentes y tozudos, los cambios se han producido poco a poco, pero todavía hay mujeres que trabajan en unas condiciones laborables deplorables, que luchan por un futuro mejor en un horizonte negro, que ven que el beneficio empresarial es cada vez mayor, y es el único objetivo.   

Y como decía el diario The New York Herald en el relato de los hechos: infierno en la tierra para 150 mujeres y chicas para beneficio de unos pocos (hell on earth for 150 women and girls for the profits of a few)

 

marisa

 

Marisa Escuer

Docente

Una conversa amb l’Emma Riverola

c5ydmdrxuaag2lgEmma Riverola comença la seva intervenció en el sopar del Club Còrtum celebrat el 23 de febrer gairebé excusant-se “jo no sóc sociòloga ni filòsofa, ni tan sols periodista, i si ara em dedico a escriure columnes ho faig com a escriptora”. Per això enlloc d’una exposició sobre un tema el que li fem són preguntes diverses que acaben girant sobre dos grans temes: el feminisme i el procés independentista.

I comença pel feminisme, explicant que és difícil que els homes tinguin una mirada feminista del món, però que hi ha camins per anar-se apropant, un és l’educació, però l’altre deixar que els homes s’enfrontin a la paternitat en solitari, que hagin de passar un mesos sols amb els seus fills per conèixer de primera mà aquestes coses que ara només saben les dones, però també, i això és el més important, per a que els nens sàpiguen que sàpiguen que poden recórrer tant a la seva mare com al seu pare quan tenen una necessitat. Seria una bona forma de canviar les coses des del principi, doncs és aquí on comença la discriminació.

Les preguntes la porten a parlar sobre la maternitat subrogada, un tema sobre el que diu no tenir una opinió clara, tot i que a priori està en contra, “perquè em sembla que és vendre el cos d’una dona”. Recorda que “hi ha qui s’oposa per creure que es perdre l’única cosa en exclusiva que tenim les dones, però de la mateixa manera que penso que els homes ha de perdre alguns dels seus privilegis, doncs tampoc cal contemplar la maternitat de forma exclusiva”.Però el que veritablement l’amoïna és la venda d’un cos, li costa de creure que algú, al menys que sigui un familiar molt proper, estigui disposat a passar una gestació, amb tot el que comporta, de franc i es pregunta si un persona que ven el seu cos ho fa lliurement, o millor dir, si algú que es presta a la maternitat subrogada per pobresa, veritablement ho fa lliurement. “En tot cas, es pot incloure dins la concepció de la dona com un objecte per part del patriarcat”.

c5yc6erwiae2lepRespecte al feminisme no s’està de dir que li agrada que l’alcaldessa Ada Colau declarés fa uns mesos Barcelona com a ciutat feminista, “una cosa que es pot quedar en una simple frase o que pot marcar un camí d’igualtat”. Treballar el model Barcelona des d’aquesta perspectiva de  respecte cap a l’altre permet humanitzar la societat i afrontar de manera diferent qüestions com la conciliació familiar o les ajudes a les famílies monoparentals, però també repensar moltes coses, des de l’espai públic a les formes de conviure.

El respecte és un dels elements que van lligant les diferents respostes que va donant. Reconeix que ha rebut comentaris antipàtics després d’haver escrit alguna vegada sobre el procés. “Hi ha com una sensació de tots contra qui opina el contrari, i en moments puntals això et pot intimidar. Aquesta reacció adversa envers qui pensa diferent la vàrem veure amb el Pérez Andújar, i més recentment l’exposició del Born. De tota manera, la darrera vegada, a propòsit de l’exposició al Fossar de les Moreres, els comentaris agressius s’han rebaixat, sigui per que hi ha un canvi, o perquè hi ha una consigna.

De tota manera, sempre que es toca un tema emocional hi ha gent que se sent molt ofesa , això ha passat amb el procés i alguna vegada amb l’església,  Però cal desdramatitzar una mica.

És evident que hi ha una operació de distracció i que algun dia el procés s’estudiarà com una gran escenificació de la política. I això no vol dir que sigui fals.” Hi ha un seguit de partits, el PP i Convergència especialment, que per tapar la corrupció, per tapar les retallades, per tapar la incompetència i la impotència han recorregut a les banderes. I els mitjans de comunicació d’alguna manera col·laboren, en bona part perquè van a remolc i no marquen l’agenda informativa”.

I també hi ha una responsabilitat dels ciutadans que tenen la tendència de treure-se-la del damunt de creure que les coses son sempre culpa de l’altre quan podríem fer més per fer sentir els altres temes que veritablement ens importen. És la ignorància voluntària. A la Edat Mitjana la lectura era cosa de quatre privilegiats, i la gent sabia que allò ne els hi tocava i volien accedir a allò. Ara ho tenim tot i voluntàriament estem renunciant a llegir, estem renunciant a pensar. I això ens porta al que ens està passant, que creixen els feixisme.

c5ycrlowcaajpryBusquem culpes i les trobem sempre en els altres I no tota la culpa és dels governs i dels polítics, al cap i a la fi els polítics som nosaltres. No es crien en granges allunyades de la gent. I som nosaltres el qui els donem el nostre vot.

I torna de nou al procés atenent a la preguntat de si no és en veritat una gran negoci per assegurar que “hi ha negoci en tot”. Si no hi hagués hagut un problema de corrupció, molt probablement el procés no hauria tirat per on ha tirat. Si molta gent no hagués vist que la seva carrera política o els seus negocis no es podien beneficiar això no tiraria endavant. De la mateixa manera que hi ha mota gent que està en contra del procés perquè els seus beneficis hi són allà. “El preocupant és el menyspreu cap a l’altre, perquè és el començament de moltes coses, però en cap cas de l’entesa”.

Riverola acaba manifestat el seu pessimisme davant el panorama general:” No sóc optimista, hi ha hagut una gran crisi econòmica i una gran crisis social. A mi em preocupa la situació política, doncs veiem com creix el feixisme, com creix l’odi a l’altre, com creixen les desigualtats. Això en un planeta en plena crisi demogràfica i energètica, on una part de la seva població no suporta més la situació. Tot plegat dibuixa un escenari preocupant”.

¿Es posible la abolición de la mutilación genital femenina?

La mutilación puede ser de muchas maneras. Puede ser física, puede ser psíquica, puede ser moral, o puede ser de derechos. Sin duda, la más dolorosa por su significado y por las secuelas que deja, es la mutilación genital femenina.

image005-2Cada 6 de febrero, levantamos la voz en contra de la ablación. Las redes se llenan de imágenes pidiendo su erradicación. Recordamos que más de 200 millones de mujeres y niñas en el mundo la han padecido. Según Cruz Roja esa escalofriante cifra podría incrementarse en 30 millones en 10 años.

Intuimos que es dolorosa, humillante. Nada de lo que nos imaginemos es tan cruel como padecerla. Se mutila mucho más que los órganos genitales femeninos. Mutila el derecho a la salud, a la integridad física, a la autonomía personal y la integridad física.

Pensamos que es algo lejano, que sólo ocurre a las mujeres en algunos países de África, pero la verdad es que ocurre más cerca de lo que nos imaginamos. Los más de 200 millones de mujeres que han sido objeto de la mutilación genital femenina no lo han sido sólo en países lejanos.

¿Seremos capaces de abolir la mutilación genital femenina en 2030?

Deberíamos. Al menos, lo intentaremos con todas nuestras fuerzas. De entrada, en la agenda de Naciones Unidas, figura como un pilar clave de para los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030.

image004-1En este sentido, en 2016, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó una resolución sobre la eliminación de la MGF definiéndola como “un acto de violencia contra las mujeres y niñas”. En la misma línea, el Parlamento Panafricano, órgano legislativo de la Unión Africana, llegaba a la conclusión de que la ablación debe acabar cuanto antes.

Aun así hay quien defiende de que se trata de un tema cultural, de una tradición ancestral. Es el motivo por el que la madres de las niñas perpetúan la práctica que le realizaron sus madres y a ellas, sus abuelas.  Según estudios realizados por diferentes universidades, “hombres y mujeres de la zona, están atascados en una convención que les lleva a creer que la mutilación genital femenina es necesaria para formar parte del grupo y es esencial para el matrimonio”.

¿Se puede revertir esta situación? Sin duda se puede. Así como se pudo abolir la esclavitud, se podrá abolir la ablación. Pero no es fácil, ni rápido. Requiere un esfuerzo internacional, pero también y sobre todo, un esfuerzo local e individual.

No es fácil transformar la idea entre los grupos que la practican, de que la mutilación genital femenina no es una valiosa tradición cultural, sino una mutilación de derechos. El proceso de transformación pasa por el diálogo entre familias y comunidades, no para imponer la cultura occidental, ni juzgar a las comunidades, sino en trabajar con ellas directamente para reforzar los aspectos positivos de la cultura local.

Como en todo, los grupos sociales funcionamos por referentes. Por ello, es tan importante la implicación de los miembros más respetados de la comunidad, los líderes religiosos, los líderes sociales, las lideresas de las redes sociales que defienden la tradición.

image003-1Y por supuesto, los líderes políticos para que se impliquen con las reformas legislativas necesarias; para que implementen políticas nacionales e impliquen a los medios de comunicación públicos. En Kenia, por ejemplo, la MGF está prohibida desde 2011, pero la ley no ha supuesto una efectividad real en el día a día de las mujeres del norte del país. Lo único que ha cambiado, y a peor, han sido las condiciones en las que se practica: clandestinamente y con mayor riesgo para la mujer al tener unas condiciones médicas peores que cuando acudían a los hospitales.

“La decisión de una familia de abandonar o practicar la mutilación genital femenina está directamente relacionada con la recompensa o la recriminación social”, según Gordon Alexander, Director del Centro de Investigación Innocenti de UNICEF.

Hace falta un cambio generacional y social para acabar no sólo con la ablación, sino con cualquier práctica que atenta contra los derechos de la mujer.

Pequeños pasos, hacen un gran avance para los derechos de la mujer. Leyes, acciones nacionales e internacionales, implicación de los medios de comunicación. Todos y todas podemos hacer algo para abolir la Mutilación Genital Femenina.

Como decía Eduardo Galeano, recordemos que “Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo”.

zkyBs3Jl

 

Erika Torregrossa

@erikatorregrosa

Emmanuel Macron candidato a las presidenciales

Emmanuel Macron que había sido Ministre de l’Économie, de l’Industrie et du Numérique, tras la destitución de Arnold Montebourg como ministro de l’Économieet du Redressement productif, dimitía a final de agosto para presentarse de candidato a las elecciones presidenciales. Puede concurrir a las primarias de los socialistas sin ser militantes. No es fácil. Requiere lograr avales; las normas son flexibles para facilitar candidatos de distintos perfiles.

Fundó su propio movimiento: “En Marche”. Fue el ministro mejor valorado del Gobierno de Manuel Valls. ¿Dónde se puede ubicar? ¿En el ala más liberal del socialismo francés? ¿Ni en la derecha ni izquierda? ¿En ese nuevo eje entre élites y ciudadanos, entre la espiral tecnocrática y recuperar la democracia y soberanía más allá de los estados -que algunos llaman “populismo”?

 

No se presenta a las primarias socialistas. Considera, quizá tras el resultado que da la victoria a Trump, reglas obsoletas y clásicas de un sistema político que es el obstáculo principal para su transformación. Se queja que estemos en un cambio de ciclo que se afronta con el demoscópico oportunismo electoral. 

 

L-ancien-ministre-Economie-Emmanuel-Macron-participe-colloque-heritage-Michel-Rocard-15-septembre-2016-Assemblee-nationale-Paris_0_1400_931.jpgEl 15 M en España ha logrado que la indignación y el malestar contra las élites, que han abandonado sus compromisos nacionales para actuar en defensa de sus intereses particulares globales, no se exprese en el odio al otro, con opciones de populismo de derecha radical, sino se transforme en esperanza. Que Mariano Rajoy sige en el gobierno muestra las debilidades de las “alternativas”.

Emmanuel Macron, se puede estar de acuerdo o no, pero muestra su capacidad de sintonizar con ese enfado de los ciudadanos con el establischment. No funciona oponerse al discurso del odio con el discurso del miedo. La campaña de los detractores del Brexit fue patética, con argumentos deprimentes y poco entusiastas. La percepción, señala Manuel Escudero, que Hillary Clinton era la candidata del establischment fue lo que aupó a la presidencia a ¡Donald Trump!

Dos almas del socialismo francés.

Los socialistas franceses es un partido fundado de forma tardía. Emmanuel Macronrepresenta lo que se denomina “segunda izquierda”. La “primera izquierda” esta representa por Francois Mitterrant; en 1981 forma gobierno con el PCF; tras fracasar como candidato “independiente” de la unión de las izquierda bajo la hegemonía del PCF.

 

En los años 50 rechazó tanto la guerra de Argelia como los tanques en las calles de Hungría. Se opuso el autoritarismo representado en 1958 por la V República de De Gaulle. Fue el cantor de la autogestión, descentralización… en mayo de 1968. Un Tintín en la política que intenta construir y renovar la izquierda frente el estalinismo y una socialdemocracia quebrada por la indigna y vergonzante política de la SFIO.

El PSU se integra en el PS en 1974, cuando Mitterrant comprende la necesidad urgente de poner fin a la SFIO. La deuxième gauche de Michel Rocard será la oposición a Mitterrant dentro del partido socialista. Auspicia una ruptura con el autoritarismo de una izquierda con perfiles bonapartistas. Michel Rocard que tenía tanta alergia a la vulgata marxista pura como al jacobinismo-estatista. Logró seducir a jóvenes (Valls, Macron….) en su idea de una deuxième gauche moderne.

 

Una convención Europea para una democracia y soberanía Europea.

¿Qué lección se puede extraer la izquierda de las elecciones presidenciales en Estados Unidos o el referéndum del Brexit en Reino Unido? El declive de la socialdemocracia o, más bien, la sustitución de de su política por un “manto de espuma política de adormecimiento” y esa “administración de tranquilizantes” señalaba Jürgen Habermas. El Brexit fue una alerta temprana desoída de como el populismo puede derrotar al capitalismo en su casa.

Se sigue sin entender el significado de momento postdemocratico. Por un lado tenemos una vergonzante manifestación de la retirada de la política; al repliegue del debate de las ideas permite que, en cada convocatoria electoral, resulte atractivo demostración de egoísmo económico nacional. Por otro lado se presencia, sin la menor reacción a un desmoronamiento de las infraestructuras de la comunicación política sin las cuales no puede funcionar la esfera pública, columna vertebral de la democracia. Es oportuno, pues, la cuestión ¿dónde está Europa tras el Brexit?

Emmanuel Macron, Sylvie Goulard, eurodiputada liberal, y Daniel Cohn-Bendit,cofundador de Europe Ècologique-Les Verts reflexionaban sobre el socavamiento de la democracia con la crisis del estado nacional.

Europa se enfrente a un intenso ciclo electoral antes de las elecciones europeas. Las elecciones legislativas y presidenciales de Francia, en primavera de 2017, hasta las elecciones alemanas en otoño, pasando por las italianas etc. Es una oportunidad para en la agenda política un debate sobre el proyecto europeo, una soberanía y democracia más allá de los estados. Realizar pequeñas convencionales nacionales en cada contienda nacional planteadas, en lugar de agachar la cabeza y hacerle la campaña gratis a los partidos populistas radicales de derecha. “Donc je dis : il ne faut pas tomber dans le piège du référendum immédiat, il faut une convention démocratique».

 

“Take back control”: lema populista.

Después del referéndum del Brexit no faltaron quien reclamaba disolver la UE en una liga laxa de estados nacionales, con o sin referéndum. Trump era traducido por el Frente Nacional por Le Pen; aprovecha para saludar al pueblo americano libre que había derrotado la oligarquía, por segunda vez. Frauke Petry, de Alternativa por Alemania, se apunta a la expulsión de refiguiados, incluso “utilizar armas de fuego” para defender las fronteras –Sloterdijk habló, hace meses, de invasión encubierta usando los “refugiados como armas” (Kampffortpflanzungen). El enfants terribles de la escuela de Frankfurt usa artillería filosófica.

Jugará un papel destacado en el próximo ciclo electoral: “Take back control“. Destellos de irracionalidad son síntoma que no se toma en serio. Tenemos un cuadro sociopatológico, no solo en los resultados de elecciones, toda la campaña electoral está influenciada por una agresividad y odio político desinhibido. Clama al cielo el poco entusiasmo con el que se defendió la permanencia de Reino Unido en Europa o los argumentos económicos del miedo frente Trump. 

Emmanuel Macron, acierte o se equivoque, entiende qué está ocurriendo cuando señala que frente a los populismos no se puede defender la actual Europa como proceso de integración político: “ça ne marche plus, c’est fini!“. La democracia basada en el estado nacional tiene coacciones de una integración económica que socava la soberanía. Ese vaciamiento tecnocrático de la política no es una fatalidad, una ciudadanía puede superar los intereses de los estados nación y, más allá de los estados, construir una democracia a nivel europeo.

De la filosofía a la economía. 

Emmanuel Macron trabajo en las presidenciales de 2012 para Hollande, antes de ministro fue secretario adjunto en Elysse. En su vida anterior a graduarse en la Escuela Nacional de Administración (ENA) tras la cual obtuvo una plaza de inspector de hacienda, paso por la banca de inversión, fue ayudante en la Universidad de Paris-Oeste Nanterre de Paul Ricoeur. Le ayudó en redactar su último libro: La memoria, la historia, el olvido. Aquí las raíces del cristianismo social. Es miembro del consejo de redacción de Esprit. Para entender las referencias intelectuales es imprescindible el diálogo entre Rocard y Rocoeur, Justicie et marché. Confesaba su admiracion por Jürgen Habermas… para la idea de Europa Federal. 

Macron eligió la izquierda en el campo de la filosofía política. ¿Cómo puede filosófica a nutrir la reflexión, apoyar la acción política? le preguntaban en una entrevista. Mostrada la influencia de Étinne Balibar: “He seguido sus cursos, que eran ejercicios filosóficos bastante únicos… me permitió relacionar el espacio teórico filosófico y la realidad. La filosofía política hace que sea posible poner en tensión con los conceptos actuales, para iluminar con su luz”. Etinne Balibar fue su director de tesis sobre Hegel

Sus padres lo enviaron a París para completar la secundaria y alejarlo de su profesora de literatura, no funcionó; tras graduarse reanudó la relación, está casado con Brigitte, su profesora en el instituto de Amiens

Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Trogneux, en una de sus escasas...

Herencia de Michel Rocard.

Emmanuel Macron y Manuel Valls son dos versiones de rocardismo. Participaron ambos en un coloquio de la Fundación Jena Jaurés en homenaje a Michel Rocard. “He oído que el legado de Rocard será muy disputado, no contar conmigo para hacer diferenciaciones” dijo Manuel Valls. “Sin duda fue el primero en darse cuenta de las incoherencias ideológicas que cruzan el PS”, dijo Emmanuel Macron. La izquierda que solo sabe de adhesión incondicionada

¿Qué opina Michel Rocard de estas dos versiones de su legado? “…no han tenido la oportunidad de conocer los orígenes del socialismo, tenía una dimensión internacional y fue un modelo de sociedad”. Considera que Emmanuel Macron está libre de dos arcaísmos; en Francia se valora el grado de “izquierda” por la proximidad al PCF y el estatismo.

 

Michel Rocard es favorable a la descentralización, la autogestión, etc. Sus ideas, se podría decir, están a punto de triunfar en el PSF. Para Michel Rocard la izquierda francesa debía ser reformista, abandonar ese matrimonio de conveniencia entre el jacobinismo-estatal y un deformado marxismo puro. Lo expresaba con lucidez y no sin coquetería. Pero exigía a sus discípulos no limitarse a escuchar, les pedía esforzarse en inventar, no solo copiar. Ha sido impulsor de debates al margen de las estructuras rígidas de la izquierda.

 

¿Candidato contra el sistema?

Para Emmanuel Macronnostre système s’est cloisonné, s’est refermé, s’est momifié“. Se presenta como el candidato “anti-sistema”. Sabe que tras el Brexit y la resaca deTrump el sistema político está agotado. 

Emmauel Macron tiene el olfato político para presentarse como un candidato opuesto a la casta y el sistema. Michel Rocard se oponía, y nadie le acusará de populista, a una Europa al servicio de los lobbys.

 

No todo son elogios a Emmanuel Macron. Jean-Luc Mélenchon lo criticaba de apoyar Uber, la plataforma virtual de economía colaborativaThomas Piketty critica a Emmanuel Macron que no tiene suficiente tiempo de leer libros. Lo acusaba del enorme fiasco y del riesgo de que, en caso de ganar las primarias, quede eliminado en la segunda vuelta.

 

Precipitadamente se anunció el apoyo de Thierry Pech, director de “Terra Nova y director de Actualidad económica. Negaba, como se publicó, que fuese el coordinador de su programa. No oculta su simpatía intelectual. La última publicación de terra nove está dedicada al cambio climático. Al margen del partido socialista hay vida, iniciativas con décadas que amplían los horizontes de la izquierda del siglo XXI.

Tras el Brexit se invita a la Comisión Europea permanecer quieta. ¡Mejor carecer de perspectiva! ¡No hay necesidad de alarmarse innecesariamente! Ese ir tirando por parte de la Unión Europea es lo opuesto poner a la propuesta de Emmanuel Macron: poner en tensión al consejo y la comisión para avanzar en una hoja de ruta. “Mais nous n’avons jamais eu le courage d’organiser un vrai référendum européen, au sens propre du terme avec un vrai débat européen – donc là en l’espèce dans les 27 pays“.

Llevado al tema a la arena de los concreto: ¿cómo se puede hablar de soberanía cuando los datos digitales, que ponen en riesgo la libertad y la vida privada, están en manos de un mercado con reglas que se extienden en todo el mundo? Plantea: “c’est: est-ce qu’on veut une Europe politique et est-ce qu’on veut construire les termes de la souveraineté?».

Pour une primaire à la gauche! 

Thomas Piketty con Daniel Cohn-Bendit, Yannick Jadot, Dominique Meda y otros reclamaron unas primarias à la Gauche. Con más de 75.000 firmas pedían crear una comité de enlace para organizar, por encima de las tres formaciones: socialistas, verdes y frente de izquierdas, unas primarias.

 

En Marcha fue criticado por líderes socialistas y ministros, en cambio, Hollande dijo“un ministro decide participar en un diálogo con los ciudadanos, eso se llama política”. Nathalie Kosciusko-Morizet, candidata de las primarias de la derecha, escribía en twitter: “Querido Emmanuel Macron, gracias por su apoyo a mis ideas“.

Queremos que el contenido, las ideas, exigencias de cambio. Llamamos a unas grandes primarias de la izquierda y ecologistas. Nuestro principal requisito previo es presentar un candidato con fuerza en la elección presidencial, encarnando un proyecto positivo que Francia necesita para salir del estancamiento. Es la oportunidad de reconstruir nuestra democracia. Es la señal para la llamada, yo me comprometo a votar en las primarias de la izquierda y ecologistas. Yo voy a participar, en la medida de lo posible, en este debate que se organice para alimentarlo. Firmar para reactivar el debate político, para reclamar la elección presidencial, para elegir nuestro candidato”.

…le pire est à venir, que notre civilisation s’efface” -decía Macron en la presentación de su candidatura. Reclama una revolución democrática. En 2010 la soberanía y la democracia fue robada por las élites, han impuesto una gestión tecnocrática que la crisis; hoy las infraestructuras del espacio público (prensa y partidos políticos, incluidos) han colapsado. No sirve propuestas para “simplement de réparer ou d’ajuster nostre modèle“.

¿Pluralidad o división de la izquierda?

La izquierda muestra torpezas para gestionar la diversidad que los ciudadanos, de sociedades con más información, no comprenden. La sensación es la de un fin de ciclo. François de Rugy considera que Europe-Ecologique-Les Vertspour moi, c’est fini!“. Señala la enfermedad del sectarismo en una izquierda debilitada. En esas primarias acudirá el actual presidente, François Hollande y su primer ministro, Manuel Valls, en caso de que el primero no se presentara (aún no se sabe), dos ministro disidentes,  Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, los demás son intrascendentes excepto François de Rugy.

La dimisión de Manuel Valls de primer ministro provocando la salida del gobierno de Arnold Montebourg mostraba que la dificultades para gestionar un debate en el seno del gobierno, sin las divisiones sustanciales de los socialistas en los años 90; el dilema era entre seguir las reglas que impone Bruselas o reformas dichas reglas abordando la cuestión política de fondo. 

 

La retirada de la política de su cometido, que no es la gestión de la realidad sino su transformación, asfalta el camino para que la post política sea ocupada por los populismo que se aprovechan del miedo y desconfianza. La razones del apoyo deDaniel Cohn-Bendit a Emmanuel Macron es señalar que “¡Europa no funciona!”. Otros prefieren paños calientes para ir tirando.

 

Emmanuel Macron tiene una dimensión ecológica en sus propuestas. Lanzó con Royal 15 objetivos innovadores con una convocatoria de proyectos en tecnología verde. Resulta chocante la crítica del Parti du Gauche por defender plataforma de economía colaborativa, se oponía a que Uber fuera prohibido en Paris.

Distanciarse con el sistema y la casta política.

Emmanuel Macron comparaba las elecciones en Estados Unidos dando la victoria a Donald Trump con el Brexit en Reino Unido. Ambas son expresiones del rechazo profundo al sistema. Una política que subestima lo que dice la gente, escucha lo que le gustaría oír… da alas aquellos que dice combatir: el populismo. Emmanuel Macron quiere transforma ese rechazo en esperanza, ambición, confianza. 

En Mediapart desgranó sus propuestas: desde una progresiva reducción de las jornada semanal (30 horas a partir de 50-55 años), hasta el derecho al desempleo en el caso de renuncia a trabajar, pasando por nacionalizar UNECID que gestionar el desempleo. Eligió Medipart, un medio independiente de izquierda fundado por tránsfugas de Le Monde. en una Francia con una decadencia de la prensa escrita. No eludía preguntas incomodas, ¿es un ultra-liberal? 

 

La izquierda en la era del populismo. 

La izquierda está renunciando términos propios: democracia, soberanía, patriotismo, etc., son apropiados por la derecha populista. La izquierda francesa busca el candidato con el temperamento político para enfrentarse al Trump francés. En lugar de criticar el populismo, haciéndole la campaña gratis, ocultando los intereses deel status quo con posiciones defensivas es necesario hablar de los problemas que el sistema causa en la gente. ¿La izquierda europea lo que busca es de un Sanders europeo? 

 

La era Trump se caracteriza por imprevisibilidad. Ni Henry Kissinger, objeto de peregrinación en busca de un consejo, es incapaz de darlo al ser preguntado por Trump. Si no ponemos coraje y creatividad la foto del nuevo desorden mundial podría ser aún más inquietante y amenazante.

Joschka Fischer describía el miedo es endémico en Europa, las personas buscan la salvación en el nacionalismo, el aislamiento, la homogeneidad étnica, y la nostalgia – los “buenos viejos tiempos”. El modelo del estado nacional es de creación reciente, por ello, considera Joschka Fischer que si prevalece los estad nación sobre la integración europea el viejo continente pagara un elevado precio. La pregunta sobre la evolución de Europa no se basará en intereses nacionales, tal como quedaban definidos en el siglo XIX. “El precio de una menor integración, en la forma de un empeoramiento de sus respectivas y la aparición de nuevas dependencias. Las decisiones globales más importantes del siglo no se tomarán democráticamente en Europa, sino unilateralmente en China o algún otro lugar”. Concluye: “La pregunta clave para el futuro de Europa es cuánto poder necesita la UE para garantizar la paz y la seguridad a sus ciudadanos. Y también exige una respuesta colectiva. Lo que ya está claro es que los europeos no necesitarán sólo más Europa, sino una Europa diferente y más poderosa

jordi_ortega2

JORDI ORTEGA

Filósofo, politólogo, periodista, ecologista.