Emmanuel Macron candidato a las presidenciales

Emmanuel Macron que había sido Ministre de l’Économie, de l’Industrie et du Numérique, tras la destitución de Arnold Montebourg como ministro de l’Économieet du Redressement productif, dimitía a final de agosto para presentarse de candidato a las elecciones presidenciales. Puede concurrir a las primarias de los socialistas sin ser militantes. No es fácil. Requiere lograr avales; las normas son flexibles para facilitar candidatos de distintos perfiles.

Fundó su propio movimiento: “En Marche”. Fue el ministro mejor valorado del Gobierno de Manuel Valls. ¿Dónde se puede ubicar? ¿En el ala más liberal del socialismo francés? ¿Ni en la derecha ni izquierda? ¿En ese nuevo eje entre élites y ciudadanos, entre la espiral tecnocrática y recuperar la democracia y soberanía más allá de los estados -que algunos llaman “populismo”?

 

No se presenta a las primarias socialistas. Considera, quizá tras el resultado que da la victoria a Trump, reglas obsoletas y clásicas de un sistema político que es el obstáculo principal para su transformación. Se queja que estemos en un cambio de ciclo que se afronta con el demoscópico oportunismo electoral. 

 

L-ancien-ministre-Economie-Emmanuel-Macron-participe-colloque-heritage-Michel-Rocard-15-septembre-2016-Assemblee-nationale-Paris_0_1400_931.jpgEl 15 M en España ha logrado que la indignación y el malestar contra las élites, que han abandonado sus compromisos nacionales para actuar en defensa de sus intereses particulares globales, no se exprese en el odio al otro, con opciones de populismo de derecha radical, sino se transforme en esperanza. Que Mariano Rajoy sige en el gobierno muestra las debilidades de las “alternativas”.

Emmanuel Macron, se puede estar de acuerdo o no, pero muestra su capacidad de sintonizar con ese enfado de los ciudadanos con el establischment. No funciona oponerse al discurso del odio con el discurso del miedo. La campaña de los detractores del Brexit fue patética, con argumentos deprimentes y poco entusiastas. La percepción, señala Manuel Escudero, que Hillary Clinton era la candidata del establischment fue lo que aupó a la presidencia a ¡Donald Trump!

Dos almas del socialismo francés.

Los socialistas franceses es un partido fundado de forma tardía. Emmanuel Macronrepresenta lo que se denomina “segunda izquierda”. La “primera izquierda” esta representa por Francois Mitterrant; en 1981 forma gobierno con el PCF; tras fracasar como candidato “independiente” de la unión de las izquierda bajo la hegemonía del PCF.

 

En los años 50 rechazó tanto la guerra de Argelia como los tanques en las calles de Hungría. Se opuso el autoritarismo representado en 1958 por la V República de De Gaulle. Fue el cantor de la autogestión, descentralización… en mayo de 1968. Un Tintín en la política que intenta construir y renovar la izquierda frente el estalinismo y una socialdemocracia quebrada por la indigna y vergonzante política de la SFIO.

El PSU se integra en el PS en 1974, cuando Mitterrant comprende la necesidad urgente de poner fin a la SFIO. La deuxième gauche de Michel Rocard será la oposición a Mitterrant dentro del partido socialista. Auspicia una ruptura con el autoritarismo de una izquierda con perfiles bonapartistas. Michel Rocard que tenía tanta alergia a la vulgata marxista pura como al jacobinismo-estatista. Logró seducir a jóvenes (Valls, Macron….) en su idea de una deuxième gauche moderne.

 

Una convención Europea para una democracia y soberanía Europea.

¿Qué lección se puede extraer la izquierda de las elecciones presidenciales en Estados Unidos o el referéndum del Brexit en Reino Unido? El declive de la socialdemocracia o, más bien, la sustitución de de su política por un “manto de espuma política de adormecimiento” y esa “administración de tranquilizantes” señalaba Jürgen Habermas. El Brexit fue una alerta temprana desoída de como el populismo puede derrotar al capitalismo en su casa.

Se sigue sin entender el significado de momento postdemocratico. Por un lado tenemos una vergonzante manifestación de la retirada de la política; al repliegue del debate de las ideas permite que, en cada convocatoria electoral, resulte atractivo demostración de egoísmo económico nacional. Por otro lado se presencia, sin la menor reacción a un desmoronamiento de las infraestructuras de la comunicación política sin las cuales no puede funcionar la esfera pública, columna vertebral de la democracia. Es oportuno, pues, la cuestión ¿dónde está Europa tras el Brexit?

Emmanuel Macron, Sylvie Goulard, eurodiputada liberal, y Daniel Cohn-Bendit,cofundador de Europe Ècologique-Les Verts reflexionaban sobre el socavamiento de la democracia con la crisis del estado nacional.

Europa se enfrente a un intenso ciclo electoral antes de las elecciones europeas. Las elecciones legislativas y presidenciales de Francia, en primavera de 2017, hasta las elecciones alemanas en otoño, pasando por las italianas etc. Es una oportunidad para en la agenda política un debate sobre el proyecto europeo, una soberanía y democracia más allá de los estados. Realizar pequeñas convencionales nacionales en cada contienda nacional planteadas, en lugar de agachar la cabeza y hacerle la campaña gratis a los partidos populistas radicales de derecha. “Donc je dis : il ne faut pas tomber dans le piège du référendum immédiat, il faut une convention démocratique».

 

“Take back control”: lema populista.

Después del referéndum del Brexit no faltaron quien reclamaba disolver la UE en una liga laxa de estados nacionales, con o sin referéndum. Trump era traducido por el Frente Nacional por Le Pen; aprovecha para saludar al pueblo americano libre que había derrotado la oligarquía, por segunda vez. Frauke Petry, de Alternativa por Alemania, se apunta a la expulsión de refiguiados, incluso “utilizar armas de fuego” para defender las fronteras –Sloterdijk habló, hace meses, de invasión encubierta usando los “refugiados como armas” (Kampffortpflanzungen). El enfants terribles de la escuela de Frankfurt usa artillería filosófica.

Jugará un papel destacado en el próximo ciclo electoral: “Take back control“. Destellos de irracionalidad son síntoma que no se toma en serio. Tenemos un cuadro sociopatológico, no solo en los resultados de elecciones, toda la campaña electoral está influenciada por una agresividad y odio político desinhibido. Clama al cielo el poco entusiasmo con el que se defendió la permanencia de Reino Unido en Europa o los argumentos económicos del miedo frente Trump. 

Emmanuel Macron, acierte o se equivoque, entiende qué está ocurriendo cuando señala que frente a los populismos no se puede defender la actual Europa como proceso de integración político: “ça ne marche plus, c’est fini!“. La democracia basada en el estado nacional tiene coacciones de una integración económica que socava la soberanía. Ese vaciamiento tecnocrático de la política no es una fatalidad, una ciudadanía puede superar los intereses de los estados nación y, más allá de los estados, construir una democracia a nivel europeo.

De la filosofía a la economía. 

Emmanuel Macron trabajo en las presidenciales de 2012 para Hollande, antes de ministro fue secretario adjunto en Elysse. En su vida anterior a graduarse en la Escuela Nacional de Administración (ENA) tras la cual obtuvo una plaza de inspector de hacienda, paso por la banca de inversión, fue ayudante en la Universidad de Paris-Oeste Nanterre de Paul Ricoeur. Le ayudó en redactar su último libro: La memoria, la historia, el olvido. Aquí las raíces del cristianismo social. Es miembro del consejo de redacción de Esprit. Para entender las referencias intelectuales es imprescindible el diálogo entre Rocard y Rocoeur, Justicie et marché. Confesaba su admiracion por Jürgen Habermas… para la idea de Europa Federal. 

Macron eligió la izquierda en el campo de la filosofía política. ¿Cómo puede filosófica a nutrir la reflexión, apoyar la acción política? le preguntaban en una entrevista. Mostrada la influencia de Étinne Balibar: “He seguido sus cursos, que eran ejercicios filosóficos bastante únicos… me permitió relacionar el espacio teórico filosófico y la realidad. La filosofía política hace que sea posible poner en tensión con los conceptos actuales, para iluminar con su luz”. Etinne Balibar fue su director de tesis sobre Hegel

Sus padres lo enviaron a París para completar la secundaria y alejarlo de su profesora de literatura, no funcionó; tras graduarse reanudó la relación, está casado con Brigitte, su profesora en el instituto de Amiens

Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Trogneux, en una de sus escasas...

Herencia de Michel Rocard.

Emmanuel Macron y Manuel Valls son dos versiones de rocardismo. Participaron ambos en un coloquio de la Fundación Jena Jaurés en homenaje a Michel Rocard. “He oído que el legado de Rocard será muy disputado, no contar conmigo para hacer diferenciaciones” dijo Manuel Valls. “Sin duda fue el primero en darse cuenta de las incoherencias ideológicas que cruzan el PS”, dijo Emmanuel Macron. La izquierda que solo sabe de adhesión incondicionada

¿Qué opina Michel Rocard de estas dos versiones de su legado? “…no han tenido la oportunidad de conocer los orígenes del socialismo, tenía una dimensión internacional y fue un modelo de sociedad”. Considera que Emmanuel Macron está libre de dos arcaísmos; en Francia se valora el grado de “izquierda” por la proximidad al PCF y el estatismo.

 

Michel Rocard es favorable a la descentralización, la autogestión, etc. Sus ideas, se podría decir, están a punto de triunfar en el PSF. Para Michel Rocard la izquierda francesa debía ser reformista, abandonar ese matrimonio de conveniencia entre el jacobinismo-estatal y un deformado marxismo puro. Lo expresaba con lucidez y no sin coquetería. Pero exigía a sus discípulos no limitarse a escuchar, les pedía esforzarse en inventar, no solo copiar. Ha sido impulsor de debates al margen de las estructuras rígidas de la izquierda.

 

¿Candidato contra el sistema?

Para Emmanuel Macronnostre système s’est cloisonné, s’est refermé, s’est momifié“. Se presenta como el candidato “anti-sistema”. Sabe que tras el Brexit y la resaca deTrump el sistema político está agotado. 

Emmauel Macron tiene el olfato político para presentarse como un candidato opuesto a la casta y el sistema. Michel Rocard se oponía, y nadie le acusará de populista, a una Europa al servicio de los lobbys.

 

No todo son elogios a Emmanuel Macron. Jean-Luc Mélenchon lo criticaba de apoyar Uber, la plataforma virtual de economía colaborativaThomas Piketty critica a Emmanuel Macron que no tiene suficiente tiempo de leer libros. Lo acusaba del enorme fiasco y del riesgo de que, en caso de ganar las primarias, quede eliminado en la segunda vuelta.

 

Precipitadamente se anunció el apoyo de Thierry Pech, director de “Terra Nova y director de Actualidad económica. Negaba, como se publicó, que fuese el coordinador de su programa. No oculta su simpatía intelectual. La última publicación de terra nove está dedicada al cambio climático. Al margen del partido socialista hay vida, iniciativas con décadas que amplían los horizontes de la izquierda del siglo XXI.

Tras el Brexit se invita a la Comisión Europea permanecer quieta. ¡Mejor carecer de perspectiva! ¡No hay necesidad de alarmarse innecesariamente! Ese ir tirando por parte de la Unión Europea es lo opuesto poner a la propuesta de Emmanuel Macron: poner en tensión al consejo y la comisión para avanzar en una hoja de ruta. “Mais nous n’avons jamais eu le courage d’organiser un vrai référendum européen, au sens propre du terme avec un vrai débat européen – donc là en l’espèce dans les 27 pays“.

Llevado al tema a la arena de los concreto: ¿cómo se puede hablar de soberanía cuando los datos digitales, que ponen en riesgo la libertad y la vida privada, están en manos de un mercado con reglas que se extienden en todo el mundo? Plantea: “c’est: est-ce qu’on veut une Europe politique et est-ce qu’on veut construire les termes de la souveraineté?».

Pour une primaire à la gauche! 

Thomas Piketty con Daniel Cohn-Bendit, Yannick Jadot, Dominique Meda y otros reclamaron unas primarias à la Gauche. Con más de 75.000 firmas pedían crear una comité de enlace para organizar, por encima de las tres formaciones: socialistas, verdes y frente de izquierdas, unas primarias.

 

En Marcha fue criticado por líderes socialistas y ministros, en cambio, Hollande dijo“un ministro decide participar en un diálogo con los ciudadanos, eso se llama política”. Nathalie Kosciusko-Morizet, candidata de las primarias de la derecha, escribía en twitter: “Querido Emmanuel Macron, gracias por su apoyo a mis ideas“.

Queremos que el contenido, las ideas, exigencias de cambio. Llamamos a unas grandes primarias de la izquierda y ecologistas. Nuestro principal requisito previo es presentar un candidato con fuerza en la elección presidencial, encarnando un proyecto positivo que Francia necesita para salir del estancamiento. Es la oportunidad de reconstruir nuestra democracia. Es la señal para la llamada, yo me comprometo a votar en las primarias de la izquierda y ecologistas. Yo voy a participar, en la medida de lo posible, en este debate que se organice para alimentarlo. Firmar para reactivar el debate político, para reclamar la elección presidencial, para elegir nuestro candidato”.

…le pire est à venir, que notre civilisation s’efface” -decía Macron en la presentación de su candidatura. Reclama una revolución democrática. En 2010 la soberanía y la democracia fue robada por las élites, han impuesto una gestión tecnocrática que la crisis; hoy las infraestructuras del espacio público (prensa y partidos políticos, incluidos) han colapsado. No sirve propuestas para “simplement de réparer ou d’ajuster nostre modèle“.

¿Pluralidad o división de la izquierda?

La izquierda muestra torpezas para gestionar la diversidad que los ciudadanos, de sociedades con más información, no comprenden. La sensación es la de un fin de ciclo. François de Rugy considera que Europe-Ecologique-Les Vertspour moi, c’est fini!“. Señala la enfermedad del sectarismo en una izquierda debilitada. En esas primarias acudirá el actual presidente, François Hollande y su primer ministro, Manuel Valls, en caso de que el primero no se presentara (aún no se sabe), dos ministro disidentes,  Arnaud Montebourg y Benoît Hamon, los demás son intrascendentes excepto François de Rugy.

La dimisión de Manuel Valls de primer ministro provocando la salida del gobierno de Arnold Montebourg mostraba que la dificultades para gestionar un debate en el seno del gobierno, sin las divisiones sustanciales de los socialistas en los años 90; el dilema era entre seguir las reglas que impone Bruselas o reformas dichas reglas abordando la cuestión política de fondo. 

 

La retirada de la política de su cometido, que no es la gestión de la realidad sino su transformación, asfalta el camino para que la post política sea ocupada por los populismo que se aprovechan del miedo y desconfianza. La razones del apoyo deDaniel Cohn-Bendit a Emmanuel Macron es señalar que “¡Europa no funciona!”. Otros prefieren paños calientes para ir tirando.

 

Emmanuel Macron tiene una dimensión ecológica en sus propuestas. Lanzó con Royal 15 objetivos innovadores con una convocatoria de proyectos en tecnología verde. Resulta chocante la crítica del Parti du Gauche por defender plataforma de economía colaborativa, se oponía a que Uber fuera prohibido en Paris.

Distanciarse con el sistema y la casta política.

Emmanuel Macron comparaba las elecciones en Estados Unidos dando la victoria a Donald Trump con el Brexit en Reino Unido. Ambas son expresiones del rechazo profundo al sistema. Una política que subestima lo que dice la gente, escucha lo que le gustaría oír… da alas aquellos que dice combatir: el populismo. Emmanuel Macron quiere transforma ese rechazo en esperanza, ambición, confianza. 

En Mediapart desgranó sus propuestas: desde una progresiva reducción de las jornada semanal (30 horas a partir de 50-55 años), hasta el derecho al desempleo en el caso de renuncia a trabajar, pasando por nacionalizar UNECID que gestionar el desempleo. Eligió Medipart, un medio independiente de izquierda fundado por tránsfugas de Le Monde. en una Francia con una decadencia de la prensa escrita. No eludía preguntas incomodas, ¿es un ultra-liberal? 

 

La izquierda en la era del populismo. 

La izquierda está renunciando términos propios: democracia, soberanía, patriotismo, etc., son apropiados por la derecha populista. La izquierda francesa busca el candidato con el temperamento político para enfrentarse al Trump francés. En lugar de criticar el populismo, haciéndole la campaña gratis, ocultando los intereses deel status quo con posiciones defensivas es necesario hablar de los problemas que el sistema causa en la gente. ¿La izquierda europea lo que busca es de un Sanders europeo? 

 

La era Trump se caracteriza por imprevisibilidad. Ni Henry Kissinger, objeto de peregrinación en busca de un consejo, es incapaz de darlo al ser preguntado por Trump. Si no ponemos coraje y creatividad la foto del nuevo desorden mundial podría ser aún más inquietante y amenazante.

Joschka Fischer describía el miedo es endémico en Europa, las personas buscan la salvación en el nacionalismo, el aislamiento, la homogeneidad étnica, y la nostalgia – los “buenos viejos tiempos”. El modelo del estado nacional es de creación reciente, por ello, considera Joschka Fischer que si prevalece los estad nación sobre la integración europea el viejo continente pagara un elevado precio. La pregunta sobre la evolución de Europa no se basará en intereses nacionales, tal como quedaban definidos en el siglo XIX. “El precio de una menor integración, en la forma de un empeoramiento de sus respectivas y la aparición de nuevas dependencias. Las decisiones globales más importantes del siglo no se tomarán democráticamente en Europa, sino unilateralmente en China o algún otro lugar”. Concluye: “La pregunta clave para el futuro de Europa es cuánto poder necesita la UE para garantizar la paz y la seguridad a sus ciudadanos. Y también exige una respuesta colectiva. Lo que ya está claro es que los europeos no necesitarán sólo más Europa, sino una Europa diferente y más poderosa

jordi_ortega2

JORDI ORTEGA

Filósofo, politólogo, periodista, ecologista.

 

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s